El patio del colegio

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Lynnette A. McArthur el Jue Sep 10, 2009 10:22 pm

La sinceridad de sus palabras la sorprendió. “No es como tú” le habría dicho su tutora en el internado, antes de obligarla a encerrarse en su habitación. Así que ella misma se obligó a pensarlo seriamente. Quizás la gente la juzgaría a ella por estar con él, por hablar con alguien al que consideraban del mismo nivel o de la misma clase. Su mirada vagó por el lugar donde se encontraban, después, su mirada volvió a la de Alexander. Cuando sus ojos se encontraron, Lynnette supo lo que tenía que hacer. Dio gracias mentalmente a su madre por la educación que le había dado y sonrió intentando tranquilizarlo.

Su mano fue hasta la de él y tras darle un fuerte apretón volvió a su sitio: a su regazo.

-No importa dónde vivas o por qué estés aquí, Alexander… Es más, me atrevería a decirte que tú tienes mucho más mérito que yo, ¿sabes? –empezó a decir mirando alrededor de ellos-. Yo estoy aquí porque he nacido en una familia rica, mis padres han venido a este colegio, mis abuelos… Mi padre ha pagado para que yo esté aquí. Sin embargo tú… -se giró para mirarlo, mientras una sonrisa tierna acudía a sus labios- tú estás aquí porque lo has conseguido, te lo mereces más que ninguno de nosotros. Y no tienes nada que temer. Estoy segura que tienes más nivel que muchas de las personas que estamos a tu alrededor.

Su sonrisa se borró cuando recordó momentos pasados en los que ella visitaba el barrio más bajo de la ciudad y nunca, jamás se había sentido desplazada por no vivir en su misma zona… Por ser hija de quién era.

-¿De qué me sirvió a mi ser hija de Aileen y Adrien McArthur? –de su boca salió una risa irónica-. De nada. Fui el hazmerreír del colegio. La vergüenza de mis padres… Y soy rica, ¿sabes? Venía a este colegio... –Sus ojos no brillaban como antes, ahora brillaban de tristeza-. Yo no tengo mucho más que nivel que una persona que vaya a Las Siete Encinas… No. La mayoría de los que estamos aquí no lo tenemos.

Acabó por decir totalmente segura de sus palabras. Los años le habían enseñado muchas cosas. Después de unos minutos en silencio, se obligó a si misma a sonreír.

-Eso si, como alguien me oiga decir esto… Estoy acabada –susurró cerca de su oído antes de soltar una risilla al imaginarse a su madre escuchando de nuevo, como la directo la expulsaba del colegio.
avatar
Lynnette A. McArthur
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 02/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Alexander Tessier el Vie Sep 11, 2009 2:45 am

El silencio nos invadió, el juego de miradas terminaba para dar paso a una mirada por parte de ella con la cual parecía entrar en sus recuerdos, me encontraba algo apenado seguro aquella chica se iria al enterarse que no era un niño pijo y que no teníamos el mismo nivel dentro de las clases sociales, ella vivía en una mansión, mientas yo lo hacía en los arrabales, todo esos pensamientos pasaben en mi cabeza cuando sentí un suave y tierno apretón en la mano el cual me confirmaba que la chica no se levantaría y me dejaría solo en la fuente contemplando mi reflejo en el agua.

A continuación de sus labios broto un bello pensamiento, sobre lo absurdo de las clases y el merito que tenia al estar en aquella escuela, me sonroje ante sus palabras, era extraño sentirme validado por una persona que apenas empezaba a conocer, escuche con atención sus palabras volviéndola a mirar en los ojos, sin embargo al terminar su mirada emitió una chispa diferente, conocía a la perfección esa mirada pues es la que muchas veces me dijo mi abuelo que tenia.

Me lleve la mano derecha a mi cabello alborotándolo un poco mas de lo habitual y suspire

-Gra..Gracias nunca antes alguien me había dicho esto y mucho menos hacerme sentir feliz de lo que he logrado hasta ahora, Valora lo que tienes Lynnette, te ha servido de mucho ve la dama en la cual te has convertido ahora y cuando menos… tus padres aun están vivos, los niveles para mi nunca han existido pues no es el status lo que define a una persona, si no las acciones que ha logrado a lo largo de su vida-

En esos momentos recordé la conversación que tuve con Salem en los acantilados y las hermosas palabras que dijo mirando el atardecer las cuales le repeti a mi manera.

-Debemos recordar los momentos, pues cuando seamos viejos, esos serán los bellos momentos que nos harán sonreír, mientras estemos viendo en el atardecer en el otoño de nuestras vidas-

Creo que en ese momento entendí que ambos habíamos pasados por situaciones difíciles quizás en distintos niveles, pero si algo era seguro es que los dos habíamos obtenido aquel aprendizaje de la vida misma.

-Hey vamos pero quitemos esas caras largas que no nos quedan y mejor pensemos en algo bueno vale, además no creo que tu madre este aquí para escucharte o si‘¿?i- le devolví la sonrisa de una manera amable haciendo un gesto amistoso y confiable


Última edición por Alexander Tessier el Jue Sep 17, 2009 8:59 pm, editado 2 veces
avatar
Alexander Tessier
Becado del St. Mary
Becado del St. Mary

Cantidad de envíos : 349
Fecha de inscripción : 27/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Lynnette A. McArthur el Vie Sep 11, 2009 11:49 am

Mientras escuchaba las sabias palabras de él la sonrisa aumentaba lentamente en los labios de Lynnette. Todo lo que decía era verdad. Tenía suerte de que sus padres estuvieran vivos y ahora, ella pudiera tenerlos cerca aunque la regañaran cada día, ella sabía que estaban tan orgullosos como ella de la señorita que ahora era. Y eso, era lo único que le importaba. El daño que les había hecho había empezado a repararlo poco a poco…

La chica se giró para escucharlo mejor y al verlo sonrojarse no pudo evitar una risita que brotó de su garganta sorprendiéndolos a ambos. Luego le pediré disculpas, se dijo mientras él continuaba hablando. Verlo revolverse el pelo un poquito más casi la deshace. Cuando retiró la mano, Lynnette observó con extrema delicadeza al chico. El pelo así le quedaba muy bien… Demasiado bien, de hecho.

Las siguientes palabras de Alexander le hicieron qué pensar. “Debemos recordar los bellos momentos” se repetía una y otra vez en su cabeza.

Al verlo sonreír por fin, Lynnette le devolvió la sonrisa involuntariamente. Y después, volvía a reír como una niñita.

-No, por suerte no está aquí –dijo viendo como su mano se iba hasta el pelo del chico y alisaba unos mechones. Su mente no podía creerse lo que hacía y constantemente ordenaba a esa mano volver a su sitio… Pero parecía no hacerle caso. ¡Mierda!, gruñó para sí. Su pelo era finito y suave, tan oscuro como el de ella. Después de unos minutos deleitándose con él, la mano volvió a su sitio.

Lynnette bajó la mirada. ¿Estaba sonrojada? Por el amor de Dios… Eso se complicaba cada vez más por momentos.

-Eso de los momentos… Tendré que hacer momentos para recordar, porque no tengo… -dijo cambiando de tema. Sus ojos azules se clavaron en los de él, como insinuantes, pero divertidos lo que le hizo volver a plantearse una nueva pregunta-. Por cierto, hemos hablado de nuestro pasado… Pero no me has dicho si tienes novia, Alexander.

Sin saber por qué, esa parecía una pregunta que le estaba rondado por la cabeza hacía unos minutos.
avatar
Lynnette A. McArthur
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 02/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Alexander Tessier el Vie Sep 11, 2009 3:28 pm

Aun estábamos en la fuente y parecía que el tiempo se había detenido, escuchaba con atención las palabras que le decía, aunque debía ser honesto y decirle que esas sabias palabras las había escuchado de un amigo cuya primero impresión jamás olvidare, ni mucho menos la bella platica de los acantilados

-Creo que me he visto demasiado profundo en lo que he dicho- dije sonriendo un poco tímido, -debo decir que esas palabras son un de un amigo ilusionista pero creo que la ocasión amerita que las cite-

Algo hizo que brincara de improviso, la chica llevo su mano hacia mi cabello, para acomodarlo de una manera suave y delicada, no pude evitar sentirme apenado y algo nervioso al sentir esa caricia repentina

Se apeno un poco ante lo que acaba de hacer y debo reconocer que me sentí confundido al respecto pues en esos instantes recordé a Karen

Asentí con la cabeza como agradecimiento ante la caricia, para escuchar una pregunta que me hizo pensar las cosas por primera vez de una forma sensata, realmente no sabia que éramos Karen y yo, salía con ella y con ella fue mi primera vez, pero nunca habíamos tocado el tema de una relación como tal pues cuando lo intente ambos pensamos que era muy rápido para los títulos, Salía con ella pero en mi corazón quedaba una duda sobre el que éramos realmente, ante aquella chica debía ser completamente honesto a manera de devolverle la confianza y el apoyo que sentía de su parte, le mire a los ojos directamente como ella lo hacia, mis manos tamborileaban sobre la pequeña barda de la fuente, Bufe un poco

-Verás es algo complicado pues en efecto estoy saliendo con alguien, pero no se mmmm no se si somos algo, nos estamos conociendo, seria demasiado pronto para decir si lo que llevamos es una relación o no-

Al decir esto no pude evitar que mis mejillas se ruborizarán pues recordaba el momento aquel en que estuve solo con Karen en mi habitación, lleve el canto de mi mano a mi barbilla mientras le veía de manera sincera, si aquella chica en verdad tenia la misma habilidad que yo, sabia perfectamente que sus acciones me estaban confundiendo, pero ante todo debía ser un caballero y respetar a la dama con la cual estaba en esos momentos, llego a mi mente las palabras de mi abuelo que sin querelo murmure en vos baja –Se honesto y correcto-

-Y dime Lynnette que hay de ti dudo mucho que una dama como vos este sola…-


Última edición por Alexander Tessier el Jue Sep 17, 2009 9:21 pm, editado 4 veces
avatar
Alexander Tessier
Becado del St. Mary
Becado del St. Mary

Cantidad de envíos : 349
Fecha de inscripción : 27/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Lynnette A. McArthur el Vie Sep 11, 2009 4:13 pm

Al verlo ponerse tan nervioso por el gesto de Lynnette con su pelo, enseguida retiró la mano y se acomodó de nuevo en su… asiento. No había recordado que tal vez, como le acababa de decir, pudiera tener algo con alguna chica y en ese caso ella no quería entrometerse en nada. Y mucho menos cuando vio cuán confundido estaba. Suspiró esperando que Alexander no la oyera y por fin, entre tanto, se obligó a sonreírle.

-Te aconsejo que hables con tu chica y lo aclares, Alexander –le dijo guiñándole un ojo con total sinceridad. Ella había pensado cosas sobre él, lo guapo que era… Eso era más que evidente, pero si tenía que verlo como un simple amigo, lo haría-. Y no. Siento decirte que estoy solita. Allí en el internado de Canadá no había muchos hombres, por no decir ninguno –acabó riendo recordando los primeros meses que había pasado allí dentro intentando escaparse a la ciudad para estar con algún chico-. Los únicos hombres que había eran los viejos profesores… ¡Y te aseguro que no apetecía nada estar con ellos eh!

Lynnette rompió en carcajadas al acordarse de su profesor de historia, el señor Camprey. Viejo y canoso, tan peculiar por su forma de hablar… Tanto ella como muchas de las jóvenes que estaban allí encerradas con Lynnette habían jurado que era un viciosillo encerrado en un cuerpo de cura. Las miraba como si fueran trozos de carne… La chica no podía parar de reír.

-Perdona… Es que… -dijo entre risas haciendo un gesto con la mano para evitar que la mirase-. Ya… -aseguró después de unos segundos- ya no me río más.

Volviendo a pensar en los chicos y en la suposición que Alexander había hecho, frunció el ceño.

-Creo que debería empezar a salir de fiesta –asintió remarcando sus palabras-. De hecho, tengo que hacerlo –dijo sonriendo a su nuevo amigo-. Y tú podrías presentarme a mucha gente, ¿no? Si hago que se fijen en mí ahora quizás olviden mi pasado…

En ese instante, su cabeza empezó a maquinar un plan.
avatar
Lynnette A. McArthur
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 02/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Alexander Tessier el Vie Sep 11, 2009 5:18 pm

Debía aceptarlo aquella chica me ponía inquieto, muy probablemente su belleza me impactaba, pero lo importante era que su interior era una mezcla de emociones bastante interesante, sentía pasión, rebeldía, diversión, y por que no locura enmascaradas en una envoltura enigmática dulce y elegante, me respondió algo sobre Karen mientras me guiñaba el ojo de manera sexy, era evidente que había chispas entre nosotros y una tensión pasional pues lo que me hizo sentir cuando me toco hasta a mi me sorprendió.

-mmm, Hablar con ella y aclararlo, es una buena idea, supongo que tendré que tocar con ella el tema en algún momento, es algo reciente, digamos que como te dije no creo en niveles pero ella pertenece a tu mundo y digamos que a veces siento que…, bah no tiene importancia Gracias por el consejo- le devolví el guiño y no se como diablos paso pero mi mano se acerco y atrapo a la suya para darle un apretón como el que me dio cuando supo uno de mi secretos

Escuche a continuación algo que no podía creer, estaba sola que en Canadá estaban ciegos o que demonios pasaba, pues dudaba que una mujer como ella no hubiera tenido algún chico mientras estaba en la escuela, en verdad la chica me agradaba, sin embargo debía recordar que en efecto tenia una posible pareja pero podría darse una situación de amistad y quien sabe si las cosas no fraguaban con Karen podría…, interrumpí mis pensamientos al escuchar su risa, seguramente habría recordado alguna travesura

-La que sola se ríe de sus maldades se acuerda o mejor debería decir que estas sola por ahora, pero dudo mucho que en Canadá lo estabas, seguramente por lo que expresan tus ojos habrás conocido a alguien pues dudo mucho que el lugar donde estabas sea un lugar de viejos, no te conozco del todo pero diría que eres una chica que le gusta conocer las reglas para luego romperlas como yo- No podía creer lo que había dicho al parecer con aquella niña sentía una confianza absoluta, y además debía admitirlo me provocaba sensaciones extrañas; para apaciguarlas, mientras le veía decidí meter un dedo en el agua de la fuente haciendo círculos en ella.

Escuche sus siguientes palabras acerca de que la chica deseaba salir a algún lado y que le presentase a mas personas, definitivamente este encuentro que estaba teniendo debía ser recordado en aquel libro donde vaciaba mis pensamientos y emociones

-Conozco a algunas personas que te podría presentar, y seguramente con tu apariencia y actitud podrías conseguir un chico rápidamente- dijo esto ultimo con cierto temor lo cual esperaba que ella no notase en el tono de mi voz

-Además como diría mi abuelo eres de esas damas que si salen paran el trafico, eso me queda mas que claro- esto ultimo lo dije con una sonrisa, la manera de ser de esta chica me recordaba en cierto sentido a como era mi madre cuando aun vivia, refinada, elegante…


Última edición por Alexander Tessier el Jue Sep 17, 2009 9:30 pm, editado 4 veces
avatar
Alexander Tessier
Becado del St. Mary
Becado del St. Mary

Cantidad de envíos : 349
Fecha de inscripción : 27/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Lynnette A. McArthur el Vie Sep 11, 2009 5:34 pm

El súbito apretón de su mano la hizo sobresaltarse un poquito. No esperaba más contacto con él… Y es que un simple roce y allí donde la tocaba sentía unas pequeñas cosquillas. De repente, soltó una carcajada. ¿Cuánto hacía que no sentía esas cosas? Él había dicho que no creía que ella no hubiese estado con ningún chico allí en Canadá. ¿Por qué era tan complicado de entender? Ella no era una buena chica, podía ser guapa, sí, pero no precisamente buena…

-Allí no había chicos –dijo mirándolo intensamente-. Era un internado de señoritas. Solía escaparme los primeros meses… -recordaba muchas y no pudo evitar una risita- pero la mayoría acababan con un castigo. Y allí no vacilaban a la hora de imponerse. Así que llegó un momento en que tuve que decidir… O dejaba ya las escapadas o acabaría encerrada en una habitación sin ver nunca más a un hombre –sonrió al mirarlo-. Desde luego, preferí dejar de escaparme… No estar con un chico durante dos años puedo soportarlo, a duras penas, pero se puede soportar. Sin embargo, toda una vida… ¡Imposible! –acabó gritando esa palabra.

El refinamiento era bueno. Pero tanto… No estaba dispuesta a permitir que unas monjas sin gusto por la ropa hicieran que la pobre chica acabara como ellas. No, se dijo a si misma. Ahora que había vuelto a la ciudad tendría que conocer hombres… Y no iba a ser remilgada, al menos, no al principio. De repente, los ojos se le iluminaron como si hubiese encontrado una explicación al por qué se sentía así con Alexander. Quizás… Solamente quizás se sentía tan… ¿atraída podría ser la palabra? Sí, atraída. Se sentía tan atraída por él porque hacía tiempo, bastante, que no estaba con un chico.

Al escuchar sus elogios, Lynnette se quedó muda. No sabía si por lo que había dicho o por cómo lo había dicho. Ella no era para tanto. Le dio un pequeño empujón mientras reía. Después, le sonrió a modo de disculpa.

-No soy para tanto, Alas –dijo antes de acercarse a su oído sin darse cuenta que había pronunciado su nombre en gaélico-. Además, en estos momentos lo que quiero… Bueno… esto… No sé si una señorita debería decirlo, pero… -carraspeó varias veces antes de atreverse a continuar-: Necesito acostarme con un hombre, ¿entiendes? –finalizó con un susurro apenas audible.

En ese mismo momento, se sonrojó. ¿Pensaría mal de ella por sincerarse de esa forma? Bueno, en realidad era lo que necesitaba. Sin saber por qué quería que él supiera que no buscaba una relación estable… ¿Tenía algún tipo de esperanza con Alexander?
avatar
Lynnette A. McArthur
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 02/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Alexander Tessier el Vie Sep 11, 2009 6:50 pm

Cuando escuche su historia sobre los chicos pude entender perfectamente por que reaccionaba de esa forma y el por que me hacia sentir lo que me hacia sentir su esencia desprendía tal sensualidad que era difícil no notarla, mas bien notarla no cualquiera pero alguien con mi habilidad lo sentía.

Al escuchar que grito la palabra Imposible, solté una risa, era evidente que para la chica no fue nada fácil estar en ese lugar y que se había regresado era para hacer las cosas bien con alguno que otro desliz,

-Entiendo supongo que debió ser difícil para ti el estar ahí, pero ahora las cosas diferentes y estas de vuelta, y para este caballero es un privilegio el haberle conocido-

Se había quedado muda ante mis piropos y me dio un pequeño empujón minimizando el hecho de que no ella no era para tanto, cuando realmente lo era, sabia perfectamente que un dama como ella no se encontraba a la vuelta de la esquina, cuando menos no ella y no con sus cualidades y características, escuche mi nombre seguramente y por gustarme las tradiciones celtas pude saber que se traba de mi nombre en Gaélico, curiosamente mi abuelo me llamaba en el diminutivo de ese nombre Al

Escuche que su voz se tornaba nerviosa y lo que escuche a continuación fue una dulce y sutil invitación a que estuviera con ella, fue cuando entendí que ella no quería una relación estable, lo que deseba era liberar toda esa sensualidad, toda esa pasión con alguien que la viera como yo la esta viendo en ese momento y como a una dulce musa le hiciesen el amor de una forma ardiente y apasionada,

Haciendo usa de toda la educación y galantería ocupando todas mis emociones y lo que había experimentado durante mi corta existencia,, me acerque a ella despacio, poniendo mi mano sobre sus mejillas y acercándome hasta que muy poca distancia nos separaba, ambas miradas se compenetraron, hable en voz baja y dulce.

-Hermosa eres y entiendo perfectamente tu sentir ya que escucho y siento el palpitar de tu corazón y lo sensual de tu mirada, mas no quiero ni deseo ser tan solo por unos momentos el fruto de tus deseos, pero si algo puedo prometer es que estaré contigo para apoyarte y entenderte, quizás en estos momentos no podría serlo pues tu para mi no eres de un solo momento, si no un momento que deseo perdure en un futuro que quizás exista para los dos, mas ahora no es adecuado para mi, pero si algo deseo que pase es que permanezcas en mi vida después de este encuentro ya dirá el tiempo y las experiencias si esto está escrito en los anales del destino-

Las palabras que emanaron de mi garganta fueron con un tobo tibio y febril nuestros aliento se juntaron por unos momentos y poco a poco me aleje tomándola de las manos para después dar otro suave apretón para después sonreírle y sonrojarme por lo que acaba de decir, deseaba que permaneciera conmigo pero debía ser lo suficientemente hombre y caballero para respetar a Karen, mas ello no indicaba que quería seguir conociendo a la chica y disfrutar de esos juegos de miradas entre los dos

-Y si es para tanto, eres una mujer que podría obtener lo que quisiera y además se que lo sabes pero has sido educada para hacer uso de la modestia-

Nuevamente mi mano se fue hacia mi cabello peinándolo hacia atrás para posarse en mi nunca e ir en dirección con el puño cerrado recostando una de mis mejillas en el, en espera de la respuesta de la chica.


Última edición por Alexander Tessier el Jue Sep 17, 2009 9:41 pm, editado 2 veces
avatar
Alexander Tessier
Becado del St. Mary
Becado del St. Mary

Cantidad de envíos : 349
Fecha de inscripción : 27/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Lynnette A. McArthur el Vie Sep 11, 2009 7:17 pm

Lynnette no pudo más que intentar concentrarse en seguir respirando cuando la cogió por las mejillas y se acercó tanto a ella. Eso ya le había producido un estremecimiento de su cuerpo entero, pero el oírlo decir todas esas cosas tan bonitas de lo que era ella para él, fue una completa tortura. Lynnette quería acercarse mucho más, besarlo, saborear esas palabras que aún aguardaban en sus labios a pesar de que ahora sólo la observaba.

¡Maldito sea! La estaba volviendo loca. Se sentía vulnerable, atontada… Le decía que quería estar con ella, no sólo una noche o dos, sino en un futuro y el muy… muy… ¡Tenía novia! Tenía ganas de abofetearlo por hacerla perder la razón, por hacerle perderse en esos ojos verdes, por hacerla sincerarse así… ¡Por todo! Pero no podía.

La había atrapado.

Y no era eso lo que más le dolía, no. Lo que le quemaba la piel es que no podía contestarle como a ella le hubiese gustado. El pensamiento de que una chica lo esperaba en alguna parte de la ciudad la echaba para atrás y le hacía cerrar la boca, en todos los sentidos. Alexander no era para ella… Por el momento. Sin embargo, sentía como si él quisiera lo mismo que ella. Negó con la cabeza enérgicamente despejando su mente de esas ideas tontas.

La elogiaba continuamente y eso era mucho más de lo que Lynnette podía soportar. No podía ser que un hombre que le dijera esas cosas no quisiera al menos besarla. Hacerla elevarse unos centímetros del suelo. Hacerla vivir algo que recordar. Dejó escapar de su garganta un largo y bajito suspiro.

Viendo como apoyaba la mejilla en su puño y la miraba, no pudo evitar sonreír. Si él la provocaba de esa manera, ¿por qué no podía hacerlo ella? Que se diera cuenta de lo que se perdía… Sí, eso haría. Sonrió maliciosamente moviéndose unos centímetros más cerca de él haciendo que el chaquetón que llevaba puesto se abriera un poco y sus largas piernas quedaran bien a la vista del chico. Con mucha lentitud se inclinó hacia su rostro hasta que prácticamente podía sentir su cálido aliento en sus labios.

-¿Sabes cuál es el problema, Alasdair? –susurró con toda la sensualidad que creía posible-. He escuchado bastantes veces esas palabras… Y nadie ha conseguido hacérmelas creer –continuó acercándose un poquito más mientras una de sus manos viajaba hasta la suya y la acariciaba disimuladamente-. Sé que tienes novia, pero en ese caso no me digas estas cosas… Porque sino, explícame. Explícame por qué siento que quieres lo mismo que yo, Tessier. Si puedes entenderlo, me gustaría que me lo explicaras.

La espalda de Lynnette estaba tensa. Si alguno de los dos se movía aunque fuera un milímetro sus bocas se tocarían y entonces, ella estaría perdida. Respirando lentamente con una sonrisa de medio lado, la chica esperaba impacientemente la explicación de Alexander. Si es que había alguna explicación.
avatar
Lynnette A. McArthur
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 02/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Alexander Tessier el Vie Sep 11, 2009 9:17 pm

Aquel encuentro había encendido una chispa entre lo dos, empezaba a sentir cierto grado de calor en mi cuerpo, pensaba en Karen pero al mismo tiempo veía y sentía a la hermosa chica enfrente de mi , necesitaba aliviar la tensión de una manera correcta y educada de lo contrario terminaría besándola y ello no era correcto aunque mis emociones me pedían a gritos que lo hiciese, tenia que refrenarlas por que le debía un respeto a la dama que estaba conmigo en esos momentos.

Seguía en pose pensativa con el puño en mi mejilla hasta que de pronto admire con disimulo las hermosas piernas de Lynn, así empecé a llamarle en mis pensamientos, observe una sonrisa con cierto tono de picardía, a pesar de que me había alejado un poco se acercó de nuevo a mi de manera tal que la mezcla de mi loción amaderada con su perfume entre frutal y floral se mezclaron invadiendo el ambiente entre lo dos, me hablo de una manera sensual que hizo que se me erizaran cada uno de los vellos de la piel, debía actuar con cuidado y sigilo para no ocasionar algo en lo cual alguien podría salir lastimado, tendría que comportarme a la altura de las circunstancias y salir airoso del momento.

-..mm Nadie te las a hecho creer, en verdad dudo de lo que dices, si realmente creyeras que lo que me estas diciendo es verdad no estarías sintiendo lo que yo, además aunque tus palabras lo digan tu mirada me dice lo contrario-

Sentí que su mano se acercaba a la mía, lo cual no rechace, pedía una explicación al respecto y al ser un caballero debía dársela, lo mas coherente posible dentro del mar de emociones que estaba viviendo en ese momento, ocupando nuevamente un tono de voz tranquilizador.

-En efecto estoy con alguien señorita Mc Arthur, pero también entiendo como es la vida y se que esta da muchas vueltas, ahora hay alguien una chica que quizás me espera, pero en un futuro no lo se, si algo me ha enseñado el camino que llevo recorrido desde la muerte de mis padres, es que todo puede cambiar de un momento a otro, todo es impredecible y se tiene que esperar lo inesperado pero siempre haciendo lo correcto, se que eres y quien eres por que lo percibo de ti y como te dije no solamente eres alguien para pasar un rato, si no mucho mas que eso, te digo que no ahora, más no estoy negando un futuro para los dos; como te dije hace un momento en mis palabras.-

Tome una pausa para respirar y controlarme pues de lo contrario seria victima de mis emociones y esta no era la ocasión para que eso sucediera, tome su mano la acerque a mi pecho me acerque poco a poco hacia ella y casi al llegar a sus labios mi cabeza se levanto ligeramente para darle un calido beso en la frente para posteriormente dejar su mano en su regazo, me levante de donde estaba para quedar parado frente a ella , hacia algo de calor , de manera que decidí quitarme la chamarra quedando en un playera sin mangas con un dije el cual mostraba una espada y una rosa engarzada a la misma, empecé a jugar con el victima del nerviosismo de la situación.

-Mi futuro no esta comprado con ella y mucho menos se si es mi destino, y si a ti y a mi nos toca estar juntos lo estaremos, que clase de caballero seria si accediera a esa petición tan dulce, sabiendo que hay otra persona de por medio, que sentirías si los papeles estuviesen invertidos Lynnette, debemos hacer lo correcto pese a nuestros instintos y emociones- le mire profundamente al decir esto pues queria que supiera que no era un chico cualquiera y que lo que decia lo hacia para demostrar mis valores con los cuales fui educado y creia, pero que ahora estaban sufriendo un dificil cuestionamiento.

La luz del sol iluminaba mi cabello y mis ojos, en esos momentos me cruce de brazos esperando la respuesta de la chica mirándola fijamente , con un gesto de honestidad y por que no decirlo pasión refrenada por un sentimiento de respeto y coherencia con lo que se me había enseñado a lo largo de mi vida.
avatar
Alexander Tessier
Becado del St. Mary
Becado del St. Mary

Cantidad de envíos : 349
Fecha de inscripción : 27/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Lynnette A. McArthur el Dom Sep 13, 2009 3:31 pm

Lynnette no podía hacer otra cosa que asentir mientras lo escuchaba atenta. Era cierto. Su chica lo estaría esperando. Tiene novia. Eso es lo único que tienes que pensar, le dijo una vocecita interior. Pero no le gustaba que le diera falsas esperanzas. El futuro y el futuro… Ella esperaba poco del futuro y alguien, le había dicho un día que lo único por lo que tenía que preocuparse era del presente.

La sonrisa se le borró cuando Alexander se acercó a ella. Tanto que pensaba que la iba a besar. Por unos momentos, dejó de respirar. Su mente estaba completamente concentrada en él, en sus labios, sus ojos… Lynnette se mordió el labio inferior mientras sus ojos devoraban los labios del chico. Y sin más, él levantó la cabeza justo cuando ella se acercaba aún más hacia él y le besó la frente. ¡La frente! ¡Jodidos hombres! Se dijo mientras se tensaba y se colocaba el chaquetón tapándose las piernas.

Cuando lo vio levantarse suspiró aliviada. Cuanto más lejos estuvieran uno del otro, menor sería la tentación de provocarlo… Estaba convencida. Alzó la cabeza lo justo para mirarlo a los ojos y escuchó las que serían sus últimas palabras de rechazo para ella.

-Está bien –dijo Lynnette una vez Alex hubo acabado. Se levantó después de coger su bolso colgándolo de su brazo y se acercó a él lentamente-. Tienes razón. No sabemos lo que pasará en un futuro –le guiñó el ojo y con cierto esfuerzo, sonrió muy a su pesar-. Lo que tenga que pasar, pasará, ¿no?

Se quedó prendada de nuevo de sus ojos verdes. ¿Por qué tenían que ser tan transparentes? ¿Por qué tenía que ser ella quien viera lo que había en ellos? ¿¡Por qué!? Maldijo por lo bajo desviando la mirada y rezando para que él no se hubiese dado cuenta. Había estado tan cerca de ella… Se giró hacia su derecha para no mirarle y no caer en la tentación de coger su cara entre las manos y besarlo.

Él le presentaría muchos hombres y esos no se negarían a estar con ella. O al menos, eso esperaba…

-¿Me acompañas a clase? Después… -se giró hacia él mirándolo de nuevo. Se colocó un mechón azabache, que había caído sobre la frente, detrás de la oreja y sonrió antes de continuar-: Después podemos ir a tomar algo, si quieres. Y así podrías empezar ese trabajo tuyo de casamentero –dijo caminando hasta quedar frente a él. Ojalá le molestará ese comentario tanto como a ella le molestaba que tuviera novia. No quería ser mala, pero…-. ¿Te parece?

Pero lo necesitaba.
avatar
Lynnette A. McArthur
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 02/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Alexander Tessier el Dom Sep 13, 2009 11:19 pm

Me encontraba sumergido en un mar de mociones, y me sentía tenso esperando la respuesta de aquella chica que al parecer sabía perfectamente lo que habitaba dentro de mi alma, alguien que tuviera la misma habilidad me ponía en una situación de desventaja, y a ella y supongo que a estar alturas se había dado cuenta más o menos quien era yo, la respuesta no tardo en llegar.

Escuche su afirmación, se acerco a mí de nuevo y nuevamente sentí de ella esa mirada que me veía de dentro hacia fuera como si supiera exactamente qué es lo que sentía en esos momentos, esperando que ella se diera cuenta como estaña refrenando mis emociones hacia ella, se me ocurrió algo mientras jugábamos a vernos, la manera de calmar mis emociones era pensando que antes de todo debía conocerle más, sus aspiraciones, sus sueños, su vida, sus gustos, no pude evitar sonreír ante el guiño de su ojo y vi que le costaba sonreír, de seguro era extraña que una dama como ella sufriera un rechazo y yo era el estúpido que lo había hecho, recordé las palabras de mi madre, hacer lo correcto siempre será lo más difícil Alex recuérdalo, me centre en su mirada de nuevo para escuchar la siguiente oración proveniente de sus labios, le mira con decisión.

-Pasara-, sonreí , le vi observándome de nuevo ¡Maldita sea! esa mirada nuevo, y no solamente eran sus ojos era su expresión, su forma de ser, su arrojo tantas cosas que empezaba a descubrir, ella sabía lo que sentía, no tenía alguna duda que sabia mi historia aun antes de contársela o cuando menos la intuía de alguna forma, Demonios que pasa con esta vida, de donde era ella, pero sobre todo porque paso esto ahora, porque aquí, porque no en otro momento.

-Claro vamos ojos bonitos- se me salió esa palabra lo único que pude hacer es dirigirme rápidamente por mis cosas, y guarde mi chaquete en la maleta donde estaba el florete, mientras de reojo vi como se acomodaba ese pelo azabache que me incitaba a hacer tantas cosas, para romper un poco esa tensión pasional que se había generado, hice un gesto amable y de chiste e hice una reverencia, poniendo la mano derecha detrás de mi espalda e inclinándome hacia el frente.

-Claro este caballero le acompañara y le protegerá en caso de ser necesario aunque sé que vos puede defenderse sola-

Las siguiente palabras causaron un reacción inusual en mi, apretaba los puños, yo de casamentero, maldita sea ya me veía yo presentando a la chica que rechazo a alguien más que de seguro no lo haría pero la vida era así una prueba se había puesto en mi camino y no sabía si la había superado o n o , debía analizar correctamente mis emociones después de esto, de lo contrario quedaría confundido.

Suspire –Yo solo puedo presentarte personas, no creo que tenga que realizar ningún trabajo de casamentero, ni creo que haya la necesidad de que lo haga pues tu misma tienes todos los elementos para tener a cualquiera a tus pies- esto último lo dije refrenando un poco mi aliento, de manera que lo dije a Lynn se escucho en un tono un tanto pelicular, y en mi ojos se dibujaba una breve chispa de frustración que espera no notase.

Ella necesitaba conocer a más personas, y era evidente que necesita conocer chicos, solo esperaba que dentro de su cabeza aquella dama no le haya etiquetado con un mojigato al no querer estar con ella, situación que ya no importaba, la había rechazado, demonios que compleja es la vida, una brisa sacudió el agua de la fuente, haciendo que unas péquelas gotas de rocío se depositaran en mi cabello y en mi rostro refrescándolo un poco.

-Vamos pues andando, te acompaño, después debo ir al gimnasio pero antes espera- Gracias a la insistencia que me había mandado a hacer tarjetas podía entregarle uno , de manera que busque mi billetera en mi pantalón, pasa sacar una de ella y tendérsela, la cual llevaba lo siguientes datos.

Alexander Tessier
Mecanico
White Stone Valley
Silver Park No 17
Tel ***.***.***

-Puedes llamarme a mi móvil cuando termines tus clase, y nos ponemos de acuerdo para ver donde vamos-


Última edición por Alexander Tessier el Jue Sep 17, 2009 9:48 pm, editado 1 vez
avatar
Alexander Tessier
Becado del St. Mary
Becado del St. Mary

Cantidad de envíos : 349
Fecha de inscripción : 27/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Lynnette A. McArthur el Lun Sep 14, 2009 2:02 pm

Escuchando una a una sus palabras y observándolo con mucho detenimiento, Lynnette se dio cuenta de la pequeña ráfaga de frustración que vio en sus ojos cuando había pronunciado la palabra “casamentero”. Sin embargo, no podía llamarlo de otra manera. Sabía que había congeniado con él desde el primer momento y se les notaba a ambos, de la misma manera que se notaba la tensión sexual y las ganas de tocarse, pero como siempre la Corrección llamaba a la puerta de Lynnette. En otros tiempos se hubiese tirado encima de él sin importarle nada, pero ahora… Todo era diferente.

Asintiendo a cada una de sus palabras, perdiéndose de nuevo en sus ojos y su rostro, no prestó toda la atención que se merecían sus últimas palabras. Sólo vio cómo le tendía una tarjeta que, con gusto, ella cogió sonriéndole.

-Gracias. Pero si tienes que irte al gimnasio no pasa nada. Yo puedo ir a las clases sola. Solo pensaba que tú también tendrías que ir y bueno… Vete al gimnasio ¿si? Luego te llamo –dijo sonriéndole mirando detrás de él al gran edificio que se alzaba detrás de ellos. Había llegado el momento-. Y de nuevo, gracias de antemano por lo que te has ofrecido hacer… -le guiñó un ojo antes de acercarse a él y secarle tiernamente unas gotitas de agua de la fuente que resbalan aún por su frente.

Su piel era como se había imaginado. Suave y cálida. Como parecía ser él. Separándose como si la hubiese quemado se disculpó con una sonrisa de medio lado.

-¡Nos vemos luego!

Sin esperar una respuesta o la reacción de Alexander, prácticamente corrió hasta la entrada haciendo sonar sus tacones. Cuanto antes se alejara de él, mejor. La tentación sería demasiado grande.
avatar
Lynnette A. McArthur
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 20
Fecha de inscripción : 02/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Alexander Tessier el Lun Sep 14, 2009 3:23 pm

La idea del gimnasio había dado resultado, necesitaba alejarme un poco de Lynn para calmarme de otra forma cosas extrañas podrían suceder, ambos éramos como dos mechas prendidas a punto explotar, quizás era por que no había conocido a ningún chico, era probable que después de que conociese a alguien se olvidara de mi y todo quedara en un simple chispazo, veremos lo que el tiempo dirá en esta historia que acababa de comenzar

Acepto mi tarjeta con agrado y prometió llamarme cosa que en verdad esperaba que sucediese, y de pronto una mano calida y suave removió las gotas de rocío que tenía en mi rostro provocando una sensación que me desequilibro internamente, sus palabras habían pasado desapercibidas para mi ante tal acción, solo le vi alejarse y perderse en la puerta de entrada hacia los salones, mientras le veía alejarse rápidamente haciendo sonar sus tacones

-Hasta luego nos vemos, espero tu llamada- grite mientras me di la vuelta dirección al gimnasio

Murmure para mi.

-Vaya eso estuvo cerca-
avatar
Alexander Tessier
Becado del St. Mary
Becado del St. Mary

Cantidad de envíos : 349
Fecha de inscripción : 27/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Edward Carnby el Vie Oct 09, 2009 11:22 pm

Como viene siendo costumbre desde hace un par de días, el rugido de un motor se escucha por encima de los murmullos de los estudiantes aún medio dormidos, un rugido que se torna visible cuando una Harley Davidson negra se manifiesta por la calle, parando con un casi derrape justo en la entrada al colegio.

Dos personas la montan, el piloto, con su habitual camiseta de rejilla y sus vaqueros caídos y rotos por los muslos, y otra muchacha que va agarrada a su cintura y que viste con el uniforme de ese mismo instituto.

La verdad es que le da bastante tirria venir aquí, pero tampoco piensa que se recorra todo el trecho ella sola y más vistiendo como viste... Aparca la moto con el caballete y se espera a que baje Epi primero, sin borrar la media sonrisa entre divertida y escéptica que le dedica a los alumnos y alumnas curiosos, lo que no sabe es si será por la moto o por sus pintas...

Tampoco le importa.
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Epiphany J. Murray el Vie Oct 09, 2009 11:35 pm

La primera vez que, tras pasar dos días sin salir de casa de Edward (agradeciendo que su padre se hubiese ido a otro viaje y ni supiese que ella se había marchado de casa) esperando a que no quedase signo alguno de su catarro, había roto su encierro para volver al colegio, la experiencia de hacerlo en semejante bestia que era la moto del chico y acompañada por él había sido el tema del día, como evidenciaban los cuchicheos entre el alumnado, especialmente en el caso del género femenino, que la señalaban entre miradas críticas, envidiosas y, sobretodo, acusadoras, como si estuviese cometiendo el mayor crimen o el más aberrante de los pecados.... A ella, claro está, poco le había importado, por no decir que le había dado exactamente igual.

Pero si esperaba que los siguientes días eso dejase de resultar sorprendente, se equivocaba, todo seguía siendo igual, miradas curiosas y recriminatorias se fijan en ambos cuando alcanzan la entrada y ella baja de un salto, alisándose las tablas de su falda de uniforme. Ya le había dicho a Eddy que no era necesario, pero había aprendido que cuando él creía que algo tenía que ser de un modo no había forma de rebatirle y discutir era una tarea inservible, y si se trataba de su, para ella, sobreprotección obsevivo-exagerada, no podía ni mencionar el tema.

Sin embargo aquella mañana, durante el trayecto hecho en silencio por ambos y acompañados por la "música" del motor, ella no había parado de darle vueltas a las cosas y, pese a su inexperiencia, se daba cuenta de que aquello no era normal, ni usual entre amigos, ni tenía sentido. Y por eso, sin importarle que la gente entrase ya corriendo al patio y lo cruzase velozmente para llegar a tiempo a clase, y pensando que podía permitirse llegar con retraso por una vez en su vida se queda mirándole, armándose de valor y parándole con una mano depositada sobre su pecho, para impedirle que baje de la moto, que sentado al menos no parece tan alto...

-Edward... -Pronunciar su nombre completo es algo que solo hace en dos ocasiones: cuando está emocionada-cachonda-excitada-orgásmica o... cuando va a decir algo serio. Y ahora está claro que se trata del segundo tipo de momentos, porque a ella el exhibicionismo como que no le va- Te lo voy a preguntar ahora porque así podras arrancar rápido y marcharte dejando tras de ti una estela de humo -Añade mordiéndose el labio inferior- ¿Cómo se llama a lo que sea que tenemos? O mejor dicho, ¿tenemos algo? ¿qué?
avatar
Epiphany J. Murray
Becada del St.Mary
Becada del St.Mary

Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Edward Carnby el Vie Oct 09, 2009 11:42 pm

Va a bajarse de la moto siemplemente para despedirse cuando se encuentra con la mano de ella impidiendóselo. Enarca una ceja pero no dice nada, manteniéndose sentado sobre su moto, aunque sea robada y con un cambio de matrícula, pero suya al fin yal cabo que la faena de robarla se la hizo él...

Y cuando escucha su nombre al completo sabe que algo pasa. Mantiene el silencio y se concentra más, adquiriendo un tinte algo serio que pocas veces suele manifestar... Ya las primeras palabras de ella lo dejan un poco descolocado, él nunca huía...

Pero también es cierto que nunca antes le habían hecho la pregunta que ella le acababa de lanzar. No muestra variación alguna de su expresión en lo que su cerebro asimila primero la pregunta en sí, su significado, y luego rebusca ya no solo pensamientos si no sentimientos...

¿ Qué tienen?. Excelente pregunta... Entre amigos no pasaba lo que pasaba entre ellos dos.. Bueno, con algunos tal vez, pero la verdad es que... No sabe exactamente cómo la ve. En estos momentos su inmadurez en este tipos de aspectos le desborda, nunca se ha preocupado por nada similar...

Y huye:

- Te recojo a la salida, ¿ vale?- Evade el tema con voz dulce y algo nerviosa, a sabiendas de que únicamente gana una prórrogra... Que desea más que nada. Sin más, arranca el motor y se pierde de nuevo por las calles.
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Epiphany J. Murray el Vie Oct 09, 2009 11:49 pm

Tal y como ella había temido se manifiesta el silencio sospechado, que no es sino la razón por la que haya tardado dos días en hacerle esta pregunta y la haya hecho de sopetón para atreverse... Pero, en efecto, no obtiene respuesta, y eso no hace que altere la expresión de su rostro, salvo para dibujar una media sonrisa con los labios, sin dientes, que no dice ni expresa nada más que un "lo sabía", eso, acompañado por la tranquilidad de sus ojos de cielo, en los que tampoco deja traslucir ninguna emoción como la vergüenza, el ridículo, o el miedo a haber metido la pata, simplemente calma, como la del mar celeste que sus irises son.

Asiente lentamente con la cabeza a sus palabras, le verá, sí, aunque cree que esa tarde sea para despedirse y recoger sus cosas: siente que todo se está complicando ante la formulación de preguntas y que, sin respuestas, no es bueno para ninguno de los dos una convivencia que no hará sino aumentar su sensación de estar en deuda con él así como sentimientos que cree que siendo solo por su parte no debieron de aparecer nunca: no quiere perder al primer amigo que ha tenido, aunque sepa que la trata como algo más, pero...

Sencillamente le observa alejarse, sin molestarse en toser o apartar el humo que se levanta como un rastro, hasta que la moto gira la esquina y el gran ruído del motor deja de ser visible. Cuando vuelve en sí, las agujas del gran reloj que corona el edificio del Saint Mary, sobre un patio ahora completamente desierto, marca que ya llevan 15 minutos de clase pero, como es religión, no le importa demasiado llegar tarde... Suspira, colocándose bien la mochila y sujetando la carpeta de Pesadilla de Antes de Navidad bajo el brazo, caminando hacia la entrada los pocos pasos que la separan de la misma.
avatar
Epiphany J. Murray
Becada del St.Mary
Becada del St.Mary

Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Capo Camilleri el Vie Oct 09, 2009 11:53 pm

Han esperado pacientemente, llevcan siguiéndole el rastro dos días enteros, investigando con quién convive y esperando el momento oportuno...

Y ese momento ha llegado. No tienen ni idea de la charla que han tenido, esperando pacientemente en una furgoneta negra situada en la esquina, pero es algo que no ls importa, las órdenes son claras...

Y el precio de no cumplirlas es la muerte. Una vez la moto se pierde de vista y queda desprotegida, aguardan a que el resto de alumnos vayan entrando...

Y cuando ella se encamina por al paio la furgoneta arranca a toda velocidad, derrapando y colándose durante apenas diez segundos en el patio del colegio...

Los que tardan en abrir la puerta lateral justo al lado de ella y meterla dentro de un soberano agarre, cerrando después y volviéndose a perder por las calles.

_________________
avatar
Capo Camilleri
Admin

Cantidad de envíos : 74
Fecha de inscripción : 09/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Edward Carnby el Sáb Oct 10, 2009 6:46 pm

De nuevo, y justo dos minutos después de que en el instituto suene la señal del fin de las clases, la mto se abre paso entre las calles y frena a la entrada del ST Mary, cuyo piloto espera pacientemente, sentado en la moto, a que Epiphany aparezca.

Intenta ocultar a toda costa que la pregunta le ha dejado un tanto descolocado y bastante incómodo, de hecho se ha ido cerciorando todo el camino de actuar como si nada, aunque no sabe si realmente esa es la forma correcta de afrontar algo así...

Pero esos pensamientos se vuelven nimios cuando pasan 15 minutos y no sale. Raro, porque era puntual... Aparca la moto y se baja de un suave movimiento, mirando a su alrededor hasta que divisa un chico y una chica, muy pijillos ellos, que al parecer coqueteaban.

Hunde las manos en los bolsillos y traga saliva, pese as que sabe que le mirarán mal no le queda más remedio.. Así que avanza hacia ellos, dándole un par de toquecitos en el hombro al chico:

- Ey...- Se nota que le sale forzado, pero lo primero es lo primero- ¿ Sabes dónde está Epiphany?- Como igual no la conoce, la describe - Una chica menudita, morena de ojos azules- Marca la mano a la altura de su pecho más o menos, para indicarselo. El chico le responde que va a su clase, pero que hoy no ha ido...

¿ Cómo?. Si la ha dejado en la misma entrada. Frunce el ceño y se mesa la barbilla, preocupado... Finalmente gira y, sin despedirse, sube a la moto y arranca, decidido a ver dónde está.
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  "Chris" Von Gansevoort el Sáb Oct 31, 2009 2:48 pm

El hijo mayor de los von Gansevoort sale del interior del colegio junto a todos los chicos que conforman su tropa de amistades. Lleva el uniforme perfectamente planchado, sin ninguna mancha ni nada que pueda asemejarle. Como siempre, lleva el cabello perfectamente peinado, además de una bufanda entorno a su cuello que le confiere un aspecto un tanto... Christopher.

Con paso decidido se dirigen a la fuente, llegando él el primero y sentándose en el bordillo de ésta para reposar un rato. Deja caer su mochila en el suelo, esperando a que todos los demás vayan tomando asiento o se vayan situando en el lugar que consideren más oportuno. A continuación saca el móvil del interior de uno de sus bolsillos y empieza a trastear, volviéndoselo a guardar unos instantes después en el mismo compartimento.
avatar
"Chris" Von Gansevoort
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 101
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Dakota L. Burdock el Sáb Oct 31, 2009 3:52 pm

Aprovechando uno de los recreos, tras haber dejado todos sus libros y cuadrenos en la taquilla, salió al patio, en busca de un poco de aire fresco. La clase de filosofía se le había hecho eteeeeeeerna...

Contó un par de monedas y, antes que nada, se dirigió al quiosoco. Compró un pequeño vaso de café y chocolate que no tardó en probar. Sin duda uno de los mejores que había tomado en mucho tiempo. Fue entonces cuando divisó a un considerable grupo de chicos y sin pensárselo dos veces se acercó hasta ellos, sabiendo de antemano quién se encontraría en el centro.

- ¡Hey, chicos! -les saludó, abriéndose paso entre ellos.

_________________
I want loads of clothes and fuckloads of diamonds
I heard people die while they are trying to find them
I'm on the right track yeah I'm on to a winner
~~

~~
I don't know what’s right and what's real anymore
I don't know how I'm meant to feel anymore
avatar
Dakota L. Burdock
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 302
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Rose Maríe Von Gansevoort el Sáb Oct 31, 2009 4:04 pm

De entre el cielo encapotado, un rayo de luz solar, mortecina cubrió durante unos instantes la fuente del patio, para luego desaparecer y, tras unos segundos iluminar la puerta de salida al gran espacio abierto.

Se escucharon un par de exclamaciones ahogadas y el silencio reinó momentáneamente entre los corrillos de rumores y cuchicheos insaciables.

Una figura menuda, completamente ataviada con el uniforme riguroso del exclusivo colegio acababa de aparecer tras la puerta de metal y cristales translúcidos. Los cabellos de Rose habían crecido notoriamente, llegándole ahora ya hasta un poco mas abajo de la cintura, decorando su espalda con una suave cascada de pequeños y tímidos bucles, trabajados con una mestria tal, que parecían completamente naturales. Relucía por sí misma, con aquél lazo níveo al cuello, sus guantes y su blusa de blanca seda adornada por los finos tirantes a conjunto con la falda. Las medias, que empalidecían sus piernas, acababan en unos carísimos y elegantes zapatos sin tacón.

Sonrió, ladeando un tanto el rostro y encogiéndose de hombros en un grácil gesto de encantadora vergüenza, cuando notó las miradas posadas en ella. Por todos era sabido que, la ausencia de la benjamina de los Von Gansevoort era debido a una terrible enfermedad que la había postrado en cama durante semanas. Pobre ángel. Así, con comedidos saludos, sonrisas de agradecimiento por su retorno al colegio, tras haber podido pasar de grupito en grupito sin parecer grosera sin tener demasiada prisa, llegó al grupo de chicos en la fuente.

-Buenos días -saludó con una sonrisa cauta a los amigos de su hermano, contestando con un asentimiento de cabeza que hizo volar sus bucles levemente a las preguntas de si se encontraba ya bien y estaba recuperada. No habló, demasiado tímida como para entablar conversación con los amigos de su hermano sin haber hablado antes con él, no obstante les dedicó una última sonrisa coqueta, junto a una sutil caída de pestañas al girarse hacia su hermano - Christopher -Con una exquisita expresión de sorpresa, los labios ligramente entreabiertos y sus bonitos ojos azules, parpadeando confusos, miró como entraba Dakota en el círculo, de una forma un tanto brusca para tratarse de una chica en su cualidad de... pareja de Chris. Se miró las manos escondiendo una pequeña sonrisa que perfectamente dejó ver a todo el mundo, bajando así la vista entre abochornada por los modales de la otra chica y comprensiva por ello. Al fin y al cabo, ella era una muchacha piadosa como ninguna. - ¡Dakota, mon amour! ¿Cómo te encuentras? ¡Espero que bien! ¡Oh! ¿Has comprado un café? Debería haber hecho lo mismo... -hizo un puchero que fue señal casi directa para que un par de chicos se ofrecieran a ir a comprarle uno, o todos los de la ciudad si hacía falta. Ella negó con la cabeza, avergonzadísima y posó sus delicados dedos en la mano de Dakota, confidente- No quisiera molestaros, seguro que Dakota podría ir a por otro café tan exquisito como el suyo, tiene buen gusto ¿Verdad, querida? -La miró, con una sonrisa resplandeciente. Sí, sabía elegir bien. A su hermanito.
avatar
Rose Maríe Von Gansevoort
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 31
Fecha de inscripción : 14/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  "Chris" Von Gansevoort el Sáb Oct 31, 2009 5:43 pm

Christopher se pasa una mano por los cabellos, colocándose algunos mechones sueltos que habían quedado mal posicionados o se habían movido de su posición inicial. Se desenrolla la bufanda del cuello, alisándola con ambas manos y volviéndosela a colocar de manera que, ahora sí, quede digna de un von Gansevoort.

Levanta la cabeza y se fija en uno de sus compañeros, manteniendo una conversación cuanto menos sustancial, mejor. Entonces escucha unas cuantos murmurios entre los demás chicos y alza la mirada, encontrándose con una Dakota cargada con un café acercándose a ellos. Sonriente, más que nada porque no le conviene en absoluto poner malas caras o similares, se levanta del bordillo de la fuente y se acerca a la que, a ojos de todos, es su chica.

-Vaya, ¡buenos días, Dakota! -saluda dándole especial énfasis a su nombre.

Va a comentar algo más sobre su café cuando ocurre algo raro con la luz solar y una figura de rubios cabellos aparece iluminada en un rincón. La mira, sorprendido, dibujando una sonrisa en su rostro al ver que, al fin, su hermana ha decidido regresar al colegio. Pasa por alto todos los grupos con los que se encuentra por el camino, adelantándose a todos los demás pertenecientes a su pelotón para ir a saludar a su hermana pequeña.

-¡Rose Maríe! ¡Al fin volviste! -sonríe, volviéndose hacia Dakota para escuchar la conversación que mantienen ambas. Un café, su hermana quiere café. Bueno, mira a su "novia", esperando que ésta diga o haga algo para ello. No sabe qué comentarle puesto que a él no se le ha pedido nada. Además, el café del colegio a él poco le gusta...
avatar
"Chris" Von Gansevoort
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 101
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Dakota L. Burdock el Sáb Oct 31, 2009 9:37 pm

Es entonces cuando parece que el tiempo se detiene para dejar caer a un ángel del cielo. Sin duda, ésa era la sensación que parecía haberse apoderado de todo el patio. Dakota sonrió, contenta por ver de nuevo a Rose Maríe entre ellos. Había escuchado que la chica había estado enferma y por suerte ahora estaba totalmente recuperada.

- ¡Me alegra que hayas vuelto al instituto, Rose Maríe! -exclamó, diciendo el nombre completo de la chica. La verdad es que no sabía si a la hermana de Chris le gustaría que la llamasen con algún diminutivo, pero mejor eran o arriesgarse o meter la pata. Por un momento posa la vista en su café al haber sido mencionado por Rose Maríe. Observó cómo un par de chicos se ofrecían para la tarea, aunque la chica declinaba la ofrenda. Fue entonces cuando Rose Maríe posó sus dedos sobre la mano de Dakota. Ella escuchó, atenta, las palabras de la chica. Asintió y sonrío- ¡Claro! Vuelvo en un momento -dijo, alejándose un par de metros del grupo para encaminarse hacia el quiosco.

¿Cómo iba a negarse a una petición de la hermana de su chico? Además, Rose Maríe siempre le había caído bien y, simplemente, no podría negarle algo a aquella sonrisa que parecía controlarlo todo. Tras haberle indicado al vendedor del quiosco que le pusiera un café exáctamente igual que el de antes, ni demasiado frío ni demasiado caliente, se quedó esperando unos escasos minutos mientras el hombre preparaba lo que acababa de pedir.

_________________
I want loads of clothes and fuckloads of diamonds
I heard people die while they are trying to find them
I'm on the right track yeah I'm on to a winner
~~

~~
I don't know what’s right and what's real anymore
I don't know how I'm meant to feel anymore
avatar
Dakota L. Burdock
Estudiante del St. Mary
Estudiante del St. Mary

Cantidad de envíos : 302
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El patio del colegio

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 4 de 5. Precedente  1, 2, 3, 4, 5  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.