Callejones

Página 7 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Epiphany J. Murray el Vie Sep 25, 2009 11:44 pm

-¿Drogada? ¿¡Qué...dices!? -Exclama mientras se coloca a su espalda y obedece, poniéndose el corsé como buenamente puede y dejando que se lo ate- Creí que... No... Se te daba... Bien atar... a la... espalda... -Murmura, sin enterarse de nada de lo que le dice posteriormente, limitándose a dejar que pase uno de sus brazos y a dejarse sostener y arrastrar donde quiera que sea.
avatar
Epiphany J. Murray
Becada del St.Mary
Becada del St.Mary

Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Epiphany J. Murray el Miér Sep 30, 2009 1:51 am

Aunque estos callejones se los conozca bastante bien y su figura siempre haya pasado desapercibida dentro de lo que cabe en sus idas y venidas por estos, como si fuese una chica más del barrio a la que si miran es para piropear, hoy es diferente...: Hoy va ataviada con su uniforme del Saint Mary, consistente en la perfecta e impoluta falda corta de tablas, la chaqueta a juego con el escudo dorado del colegio y, bajo esta, la blusa blanca que se intuye junto a una corbata perfectamente anudada. Aun lleva la carpeta de apuntes en la mano y la mochila con los libros, algo de dinero y poco más a la espalda, y esto, junto con unos zapatitos de muñeca y una diadema que adorna su pelo complementan del todo ese vestuario tan inusual que le ha hecho ganarse insultos del estilo "Pija de Mierda" o "Zorra Católica" que ella ha ignorado por completo.

La razón por la que se ha presentado ahí así es sencilla: Ha salido de casa nada más ha llegado tras escuchar lo que escuchó. Y eso incluye la ligera hinchazón de sus enrojecidos ojos, así como que su naricilla esté levemente enrojecida por el resfriado, y se puedan intuir las ojeras en un rostro mucho más pálido de lo normal, como de enferma... Porque, en efecto, tres días después de la fiesta de disfraces, las consecuencias de su "huída" son el resfriado con fiebre incluída que arrastra y que ha sido el culpable de que estuviese hoy en casa a la hora equivocada.

Sus pasos, lentos, mientras ella va cabizbaja, la llevan al único lugar al que se le ocurrió acudir: la Pensión Peter, un hospedaje de mala muerte que tiene la fama de ser el lugar a cuyas camas con chinches acuden clientes borrachos con prostitutas de mala muerte en busca de "intimidad"... Pero claro, con el dinero que lleva encima, ¿qué otra cosa se puede permitir? Además, seguro que allí el carnet tampoco se lo piden.

Suspira, entrando en el localucho con olor a humedad, tabaco y vino barato y acercánjdose al desdentado recepcionista y dueño, que intuye que debe llamarse Peter, por el local:

-Eh... Buenas tardes... -El hombre la mira, algo perplejo evaluándola de arriba a abajo, probablemente pensando que sus clientes tienen gustos exageradamente morbosos hasta que ve que viene sola y entonces devuelve el saludo- ¿Cuánto vale una habitación individual por noche...? -No dice cuantas piensa quedarse, supone que eso supondrá un precio menor.
avatar
Epiphany J. Murray
Becada del St.Mary
Becada del St.Mary

Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Edward Carnby el Miér Sep 30, 2009 2:03 am

Hace al menos hora y media que Peter le ha llamado, y no sabe exactamente para qué motivo, pero tras haber hecho una serie de quehaceres como le había dicho alli está, en la entrada del hostal, algo impuntual pero tampoco demasiado.

Lleva dándole vueltas estos tres días a lo sucedido en la fiesta,e stuvo bien, excepto por el pequeño detalle de lo que le contó Paul cuando volvió, que una enana medio metro se había desnudado delante suya poniéndolo a parir... La única chica queconocía así y que llevaba su ropa era Epi, cosa que no hacía más que aumentar su confusión.

Decide centrarse y tomar aire, abriendo la puerta ya acostumbrado al típico olor de este tipo de hostales. En cuanto el dueño del mismo, Peter, lo ve, esboza una amplia sonrisa, mostrando que le falta más de un diente. Lo saluda con un efusivo !Eddy¡ a lo que él responde con una sonrisa:

- Ey, Peter... ¿ Cómo va...?- Pregunta en voz algo más baja al ver a una chica que no encaja para nada allí... Pero cuando la ve más detenidamente, los abre como platos.- ¿ Epi...?
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Epiphany J. Murray el Miér Sep 30, 2009 2:12 am

Se descuelga la mochila de la espalda para buscar la cartera y darle el dinero para la primera noche, sin poder evitar arrugar levemente su enrojecida naricilla mientras le dice las condiciones del hospedaje al oír que el baño es compartido y más aún cuando le dan el horario del agua caliente, que solo es dos horas al día... Compugnida, aunque el gesto sencillamente la haga parecer una niña adorable, saca la cartera, dándose cuenta al ver lo vacía que la lleva de que si le llega para dos noches más es un milagro, y eso sí, si no cuenta comer en sus planes, porque para eso sí que no tiene un duro... Aunque siempre puede ir a ver a Kurt y pedirle un préstamo, ¿no?

Se encuentra de este modo contando monedas una por una, algunas de calderilla, ante la perplejidad del dueño que si viendo a alguien con ese uniforme por ahí ya alucinaba, viendo que va a pagarle en centavos inclusive ya se le salen los ojos de las órbitas, cuando le ve saludar a alguien y, antes de girarse para ver quien es, oye el nombre que pronuncia... Se queda paralizada, sin darse cuenta de que la cartera se le cae y las monedas se desparraman todas por el suelo, mientras maldice su mala suerte...

"Que no sea el mismo Eddy, que no sea el mismo Eddy, que sea otro... Por favor, que sea otro..." Ruega en silencio hasta que escucha la voz de él y cierra los ojos, volviendo a maldecir en silencio "Vale, no tiene porque reconocerme si agacho la cabeza y no me giro... Que no me reconozca por favor, que no me reconozca..." Cosa difícil teniendo en cuenta su altura poco frecuente... Y, en efecto, cuando escucha como la llama ve que la ha reconocido.

Como aún se siente indignada por lo que cree que ha sucedido, no se gira sino que aprieta los puños intentando que el cabreo que hace hervir sus venas se le pase rápido y relajarse, aún sin ser consciente de que ha llenado el suelo de moneditas, ni de que el dueño está mirándola con cara de cada vez un mayor asombro, mirando después con su desdentada boca abierta por la confusión a Edward para ver si el chico tiene una explicación sobre quien es esa loca niña bien y por qué razón está ahí...
avatar
Epiphany J. Murray
Becada del St.Mary
Becada del St.Mary

Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Edward Carnby el Miér Sep 30, 2009 2:23 am

Sabe que es ella, la reconocería entre decenas de chicas que vistiesen igual... Y el pequeño estrépito de las monedas caer al suelo no hace más que confirmárselo. Sigue sin entender a qué vino ese ataque de rabia en su contra, pero la nota tensa desde dónde está, ve los puños apretados y también ve que ni siquiera se digna a girarse...

Peter está literalmente flipando, así que se encarga de él primero, realizando un ademán con la mano para no preocuparle:

- Tranquilo, Pete, es una amiga mía...- Le dice al hombre, devolviéndole una media sonrisa casi de disculpas antes de mirar a la nuca de ella, preocupado... Termina por dar un paso al frente y estirar un brazo- Epi, ¿ estás bien?
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Epiphany J. Murray el Miér Sep 30, 2009 2:29 am

En ese momento reacciona cuando vuelve a escuchar la voz de Edward aclarándole al dueño de la Pensión quien es ella... Aprieta más los puños cuando la califica como amiga y le entran ganas de girarse y decirle que no son ni eso ni nada de nada, que se largue, que por qué de todos los lugares de su barrio ha tenido que aparecer en ese momento justo en ese maldito lugar... Pero le llama la atención ver que la mano que aún tiene elevada como si sostuviese la cartera no sostiene nada.

Así que avergonzada y con una mirada de disculpa para el tal Peter se agacha, recogiendo una por una las monedas y sin darse cuenta de que le está regalando una bonita vista de sus braguitas blancas a Eddy, incorporándose de nuevo y colocando, tras contarlo, el importe exacto en monedas sobre el mostrador:

-Aquí tiene, las he contado... Es el importe justo lo de la primera noche -Explica ruborizada por el espectáculo que acaba de dar al caérsele todo.

Y entonces escucha que la llama, siente que alarga el brazo... Pero no la toca y logra contener la rabia y no girarse, como si él no estuviese allí: "Si no le ves, es que no existe" se dice a si misma tontamente una y otra vez.
avatar
Epiphany J. Murray
Becada del St.Mary
Becada del St.Mary

Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Edward Carnby el Miér Sep 30, 2009 2:47 am

Baja la mirada cuando ella se agacha a recoger las monedas, está convencido de que le ha escuchado, joder, está detrás... Y aún así le ignora pese a que lee stá dando una buena panorámica de sus bragas. Aparta la kmirada de forma sutil...

Y cuando ve como le paga a Peter para quedarse una noche piensa que está soñando... ¿ Qué pinta ella pasando la noche en un sitio como este?. Pero no, aún no acaba, encima se decide a seguir ignorándole, cosa que le ahce bufar bajo la incrédula mirada de Peter, al cual le dedica una mirada bastante severa y, como por arte de magia, encuentra algo más interesante que hacer en la salita que tiened etrás para descansar.

Una vez sólos, toma aire...:

- ¿ Se puede saber qué coño te pasa,y qué haces pasando una noche aquí?- Pregunta del tirón, con voz tranquila pero algo molesta al ver el comportamiento de ella.
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Epiphany J. Murray el Miér Sep 30, 2009 2:56 am

-Si no le ves, es que no existe; si no le ves, es que no existe; si no le ves, es que no existe... -Ni se da cuenta de que la frase pensada ahora la está diciendo, pensando en voz alta... Hasta que el carraspeo del dueño de la pensión le saca de su mundo.

Este cuenta las monedas cada vez flipando en mayor grado, pero asiente, viendo que todo está en orden y le da las llaves, aunque en estas no viene escrito ningún número y no le ha dado tiempo a preguntar cual es la habitación porque el tío la abandona en presencia de quien tiene detrás de forma cruel pese a su mirada suplicante de "porfavornomedejeustedsolaconélqueesloúltimoquenecesitoenestosmomentos"

Se gira lentamente, contando hasta 10 y respirando hondo para no perder la calma cuando escucha que él vuelve a dirigirse a ella y encima con cierto tono molesto que la indigna, porque aquí la molesta es ella y punto. ¡Tendrá cara el otro de ponerse ahí a hacerse el ofendido cuando es ella quien tendría que partirle esa bonita cara que tiene! Y se propone dirigirle una fulminante mirada de cabreo pero claro, cuando ve esa cara de niño malo, ese pelo con el flequillo peinado de forma rebelde, esos ojos azules tan electrizantes... No puede evitar poner durante unos segundos cara de boba, aunque sacude la cabeza, poniendose seria.


-No me pasa nada, Edward -Pronuncia su nombre completo en tono cortante, tanto como el resto de la frase- Ya que como ves, estoy perfectamente -Añade con la misma seriedad- Y respecto a qué hago aquí... ¿Acaso es un asunto que te competa? -Pregunta, aunque de repente encuentra algo más adecuado que decir- Sencillamente ejerzo del mismo trabajo que para ti con gente que me paga con algo más que prendas de ropa y que después de pagar por mis servicios no va en busca de otros -Ea, toma ironía y golpe bajo....

Y le habría quedado muy bonito de no ser porque sigue leyéndose en sus ojos celestes esa adoración que siente por él sumada a lo perdida que se encuentra en esos momentos, demasiado perdida si está en ese lugar...
avatar
Epiphany J. Murray
Becada del St.Mary
Becada del St.Mary

Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Edward Carnby el Miér Sep 30, 2009 3:05 am

Ya de antes de que Peter le da la llave de la habitación tiene muy claro que ella no va a pasar la noche aquí aunque le cueste horas sacarla, no es un buen lugar y menos para alguien como ella y vestida como va vestida... Se ofende más al escuchar ese pensamiento en voz alta, tensándose e irguiéndose como un gato dispuesto a saltarle a la cara y arañarla, aunque se contiene bastante bien y el único signo de molestia aparte de su voz son sus ojos, ahora chispeantes...

Casi se ablanda cuando lee esa expresión que ya ha visto más veces, pero que borra demasiado rápido como para que le surta un efecto.. Y ya de por sí la bordería con la que le responde a sus primeras preguntas termina por trastocarlo..

¿ Qué ha hecho?. No ha hecho nada, que él recuerde, para tenerla así... Y entonces escucha esa ironía tan bienlanzada y al mismo tiempoe stropeada por lo que lee en sus ojos, abriendo los propios como platos sin dar crédito a lo que escucha. Obviamente no es puta, lo dice por joder, pero lo que no dice tan en broma, y de eso se percata, es de lo último...

Y su mente irremediablemente rememora el día de la fiesta, cuando tuvo que sacar a Dita desmayada en compañía de Norah. Parpadea un par de veces, viendo imposible que se haya creído eso, pero no, al parecer es así:

- Venga.... ¡Venga, venga!- Sin disimulo alguno gira y le da un puntapie a la pared, con tanta fuerza que al ser cartón piedra del barato abre un agujero, antes de volver a mirarla- ¿ En serio piensas que Dita, Norah y yo... ? Estarás de coña, ¿ no?- Pregunta aún incrédulo, llevándose una mano a los ojos y volviendo a bufar ante tal estupidez.
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Epiphany J. Murray el Miér Sep 30, 2009 3:14 am

¡El tío está poniéndole expresión de sorpresa! ¡Se está haciendo el sorprendido! O eso le parece al verle parpadear y mirarla fingidamente incrédulo... ¿Primero la observa cabreado y como si le fuese a saltar a la cara o algo así y ahora como si no supiese de lo que le habla? ¿Pero de que va? ¡Y encima monta el drama pegando patadas contra la pared... ¡Y va la pared y se rompe! ¡Maldita sea, va a pasar la noche en un sitio con paredes que se rompen! ¿Por qué está tan sumamente gafada?

Es increíble... Increíble. Encontrárselo ahí, en una pensión sin baños en la habitación, que la reconozca, que se haga el cabreado, que las paredes de la pensión sean facilmente rompibles desde dentro y que se le haga el sorprendido... ¿Qué más puede pasarle? Nada, no puede ir peor... Justo cuando se hace esa pregunta y posterior afirmación, una gota de agua procedente de la ducha situada en el pasillo de la planta superior le cae encima, golpeándole la coronilla... ¿Así que encima tienen goteras?

Aparta esos pensamientos mirándole, y entonces, nuevamente, se ablanda... ¿Y si se ha equivocado? ¿Y si está hablando en serio? Pero entonces... ¿La botella de vodka? ¿Dita encorsetada y la heladera sexy? ¿Y por qué ni la miró, ni se despidió? Sintiéndose sumamente confundida, tal y como se ve en sus ojos, asiente finalmente a su pregunta:


-Pues sí... -Responde con un hilo de voz- ¿Por qué si no, tras decirme que te esperase, te fuiste sin dedicarme ni una mirada de despedida en compañía de dos chicas exageradamente más atractivas que yo y una botella de alcohol a algun sitio nada concurrido? -Pregunta, mordiéndose el labio inferior, lo que le da un aspecto aún más frágil en esos momentos- Que sepas que no me molesta por que te montases un trío con otras personas, que eso no tengo derecho a que me moleste... Me molesta porque lo hagas justo después de liarte conmigo y de un modo con el que jamás me he liado con nadie -Y nada más hacer esa aclaración se siente idiota por haberla hecho... Ahora sí que debe parecer completamente estúpida, mierda.
avatar
Epiphany J. Murray
Becada del St.Mary
Becada del St.Mary

Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Edward Carnby el Miér Sep 30, 2009 3:26 am

Juraría que ha conseguido algo cuando ve un rastro de confusión en esos ojos azules y grandes que le encanta ver una vez ha logrado destripar su coraza, aunque es una sensación en un inicio vaga que va incrementándose conforme pasan los egundos. Y es que él mentiroso no es, nunca lo ha sido y no iba a empezar ahora, si lo hubiese hecho se lo hubiese dicho, así, sin más, aceptando las consecuencias de sus actos...

Pero no era el caso y no estaba dispuesto a comerse algo que ni siquiera había probado. La escucha atentamente recobrando la cama por segundos, aunque vuelve a bufar cuando termina de escucharla... Pues claro que eso fue especial, y estuvo genial, y por eso mismo no hizo nada con ninguna más.... Aún así procura contestarla en un tono algo menos borde:

- Deberías fijarte más en las cosas, ¿ sabes?- Murmura, sin dejar de mirarla fijamente y traspasarla con esos dos puñales incandescentes- Estaba hablando con ellas, Dita se paso con la bebida y se desmayó. Norah y yo nos encargamos de sacarla, y el vodka era simplemente por qué Norah acababa de llegar y no había bebido mucho... No hicimos más que charlar en el parque, y yo me quede dormido en un tronco de un árbol, fin de la historia.

Le resume lo que ocurrió una vez se marchó:

- Si no te dije nada era por qué cuanto antes la sacase mejor, pero ya veo que eso de confiar en mí no está muy de moda...- Comenta con ironía, rodando los ojos.
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Epiphany J. Murray el Miér Sep 30, 2009 3:42 am

Agacha la cabeza cuando se da cuenta de que está dejando leer demasiadas emociones en sus ojos que, una vez acostumbrados a ser dos mares de aguas claras y cristalinas para él, le es difícil volver a transformar en dos pozos que ocultan cosas bajo una capa de cálido hielo. No, sus ojos azul cielo ahora son dos libros abiertos para él y le cuesta cerrarlos de nuevo... Por eso baja la mirada, como si temiese perder de ese modo la poca credibilidad que ha tenido su cabreo inicial.

Y permanece así, cabizbaja, sosteniendo su carpeta de "Pesadilla de Antes de Navidad" llena de folios y apuntes entre sus brazos como un escudo, colocada sobre su pecho, y sin decir una palabra en lo que duran los segundos de silencio, solo interrumpidos por el sonido del agua de la gotera (de la que se ha apartado) al caer al suelo y el ruído de un viejo somier procedente de la planta de arriba cuando un par de clientes se distinguen a comrpobar su aguante... No tarda en unirse a este último el los de los gemidos de la "pareja". Sin duda alguna el escenario perfecto para mantener esa conversación y, sobretodo (y esto último hace que le de un escalofrío ante tal ironía) para pasar la noche.

Cuando habla se ve obligada a alzar su cabeza hasta ahora gacha y los ojos de él, en efecto, la traspasan como dos rayos azules que, de nuevo iluminan sus dos oceános para leer en ellos con claridad la confusión inicial que va dando lugar a la perplejidad y, finalmente, a la culpa... Y ese último sentimiento es el que pone pausa al cambio de emociones en sus ojos enrojecidos e hinchados por el resfriado que lleva, que ahora son además tristes, apagados, como los de una niña que se da cuenta de que con una travesura a decepcionado a sus padres y ahora el castigo no le importa, sino el hecho de haber decepcionado... El cargo de conciencia, enorme, es totalmente visible, casi palpable, en su mirada celeste, y por ese mismo cargo de conciencia tarda un buen rato en saber que decir, con que responder... Hasta que lo logra:

-Yo... Estaba curando a Axel y... No vi el desmayo y... -Titubea, mordiéndose el labio inferior- Como ni me miraste si quiera pensé que... Bueno, como yo no... Como yo no hice contigo... Pues creí que por eso... -Se está liando ella sola en vez de aclarar nada- Ey espera, un momento... ¿Dormiste en el tronco de un árbol? -Suelta de repente al asimilar esa información- ¿Estás loco? ¡Podrías haberte resfriado! -Y, como colofón, le entra un ataque de tos, evidenciando que el enrojecimiento de su nariz y ojos no es porque sí, sino por ir corriendo desnuda por las calles- ¡Estás loco! -Dice una vez deja de toser, estornudando y llevándose la mano a la cara...

Y se da cuenta de que se ha desviado del tema estupidamente para echarle la bronca como una niña enfurruñada porque algun amigo se ha portado mal en un juego, por lo que se obliga a recuperar la seriedad:

-Edward... Yo... -Da un par de pasos hacia él, como si tuviese miedo de que, si de golpese acercase del todo, él fuese a empujarla o rechazarla por haberle fallado- Lo siento... -Otro paso- No es que no confíe en ti es que... -Un par de pasos más- ...no estoy acostumbrada a confiar en nadie... De hecho eres la primera persona en la que confío y... -Un paso más- ...me queda demasiado por aprender... -Y por fin acorta con otros dos pasos la distancia y llega a su altura- Perdóname... -Musita, mirándole con sus dos ojos azules cada vez más llenos de culpa, suplicante- Por favor...
avatar
Epiphany J. Murray
Becada del St.Mary
Becada del St.Mary

Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Edward Carnby el Miér Sep 30, 2009 1:37 pm

Lee en sus ojos la culpabilidad por haberlo acusado sin fundamento alguno, pero es que simplemente no le ha dado motivos para desconfiar ni nada por el estilo, y eso es lo que le molesta más que lo que haya podido pensar... Aún así le resulte muy difícil mantener el porte ante la mirada de ella, escuchando sus titubeos...

No dice nada respecto a Axel, al fin y al cabo él también había peleado por salvarla, pero lo que ya no le gusta es su siguiente frase, que acaba por ella:

- Pensabas que como no puedo acostarme contigo, mejor ir a buscar a otras con las que sí pueda, ¿ no?- Pregunta, aunque más bien el tono de la frase es una afirmación.. Y de repente le cambia de tema y alza ambas cejas con escepticismo, sobretodo porque le está regañando cuando la resfriada es ella:

- Buen consejo... Aplícatelo, dejaste a Paul un poco estupefacto quedándote desnuda delante de él... Tú sí que estás loca.- La observa acortar las distancias, sin romper el contacto entre ambas miradas ni un ápice, escuchándola atentamente...

Su "por favor" acaba por romper cualquier rastro de molestia o de malestar, y lentamente esboza una sonrisa más característica de él, mezclada con cariño:

- Que sea la última vez, ¿ eh?. Además, si hiciese eso te lo diría a la cara, no te lo negaría... No soy un mentiroso, pero algo sí tengo claro..- Se inclina hacia ella y besa sus labios durante largos segundos, degustándolos como si los hubiese echado de menos- Con la única chica con la que quiero acostarme ahora mismo... Eres tú.
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Epiphany J. Murray el Miér Sep 30, 2009 2:57 pm

Tristemente, con la culpabilida incrementándose cada vez más en su mirada, asiente a su pregunta, que le ha sonado a afirmación... Porque sí, eso es lo que había pensado, y ahora se avergüenza por ello y tiene ganas de crear otro aguero en la pared de papel-cartón con su cabecita... Efectivamente, tiene ganas de darse cabezazos contra la pared para así cambiar en su cabeza la sensación de culpa por el dolor físico, que seguro que eclipsa lo primero... En fin.

No es capaz de decir nada a eso, aunque si es capaz de, ruborizada por completo, contestar a lo de Paul:

-¡Pero eso fue porque yo estaba eufórica y tenia que ir hatsa mi casa y... y... y...! -Estornuda- ¡Tú tenías tu casa al lado y vas y te duermes en el parque! -Le reprocha como si fuese su madre.

Pero finalmente, ve como la molestia de él desaparece ante su disculpa, y lo ve en una sonrisa que corresponde con la suya, más amarga porque, si bien el cabreo de él desaparece, la culpabilidad de ella no, aunque asiente varias veces:

-La última, de verdad -Asegura, levantando una mano en señal de juramento... Y, cuando va a contestar a lo de que se lo diría a la cara porque no es un mentiroso, se encuentra con que la está besando.

Y corresponde, del mismo modo, en los segundos que dura, porque ella también le ha echado de menos a él, pese a todo, y mucho... Se le queda mirando, aún con el cargo de conciencia totalmente legible, cuando dice esas palabras, sin saber que contestar...:

-Ojala pudiese darte la respuesta que te mereces a eso último, pero... -Traga saliva y busca una forma de evadir el tema porque empieza a sentirse demasiado mal- ¿Qué haces tú aquí? -Pregunta de sopetón.
avatar
Epiphany J. Murray
Becada del St.Mary
Becada del St.Mary

Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Edward Carnby el Miér Sep 30, 2009 7:01 pm

La mira fijamente una vez se separa de sus labios, escuchando con atención lo que le dice y negando con la cabeza, que le apetezca no significa que tenga prisa, algo raro y nuevo en él, pero al mismo tiempo intrigante e interesante... Era como desglosar algo por capas, cada una más deliciosa que la anterior, a sabiendas de que probarlo de golpe no tendría un sabor tan bueno:

- No tengo prisa, ya lo sabes... Sólo es para que lo recuerdes cuando te de por pensar paranoias- Comenta en broma, notando como cambia de tema, y en cierto modo viene bien- Ah, sí...- Se acerca a recepción e, ignorando el ruido del colchón de arriba, golpea unas pocas veces en la campanita, hasta que Peter sale con un fajo de billetes que mira con una ceja enarcada:

- Pete, ya nos diste hace un mes... No es necesario si no quieres- Pero la insistencia del dueño del hostal es demasiado para él, y más teniendo a Epi detrás- Muy bien...- Toma el fajo y se lo guarda, con una media sonrisa pintada en los laibos- Gracias- Pete responde con un simple "A vosotros" antes de quedarse mirando a Epi. Alterna lamirada entre Epi y Pete con una ceja alzada, casi divertida:

- No tengo nada en contra de tus habitaciones, excepto por las chinches más grandes que tuu cabeza... Pero la señorita no se queda aquí, aunque quedate el precio de la habitación, seguro que te venfdrá bien tener monedas sueltas- Toma pulla indirecta y socarrona. Gira sobre sus talones y mira a Epi de una forma que no admite discusión- Tú vienes conmigo.- Y sin más se encamina a la salida.
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Epiphany J. Murray el Miér Sep 30, 2009 7:39 pm

Las palabras de él cuando la mira fijamente le resultan imposibles de no creer, y no puede evitar que sus ojos azul cielo brillen de forma especial, un brillo nuevo en ellos, cuando asiente repetidas veces como volviendo a prometer de este modo que nunca más volverá a montarse tales paranoias sin pruebas ni sin hablar con él. Y sigue, mientras asiente, sosteniéndole la mirada y sin darse cuenta de que ha esbozado una sonrisa bobalicona que sigue ahí, pintada en su cara mientras él habla.

-Nada de paranoias, palabra -Vuelve a levantar la mano, como reafirmando su promesa, mientras le observa golpear la campanilla y luego como él dueño de la pensión más cutre que ha pisado en su vida sale con una cantidad de billetes que le vendrían ahora mismo de perlas a ella para subsistir hasta que se calme lo suficiente como para atreverse a volver a casa... Si es que vuelve, claro, porque igual esa tranquilidad que necesita que venga a ella tras lo que escuchó, no llega nunca.

No pierde detalle de la "discusión" que se da entre ambos cuando él rechaza el dinero, que no sabe muy bien porque le da hasta que cae en eso que dijo de la protección y supone que será un pago por haber mantenido su pensión resguardada de las fechorías, ni de la insistencia del hombre, que parece que toma como asunto de vida o muerte que Edward se le acepte ese dinero, consiguiéndolo al final e incluso negando las gracias y dándolas él.

Y luego se la queda mirando y ella sonríe amablemente, sin ser consciente de la alternancia de mirada que hace Eddy entre ella y él, y a punto de abrir la boca para preguntar cual es su habitación cuando le escucha decir que no ella no se queda ahí. Está a punto de replicarle, pero el cada vez más fuerte ruído del somier y la mención de las chinches como compañeras de habitación son argumentos más que suficientes para disuadirla, por lo que se mantiene calladita como una niña buena.

Así que, cuando la mira de esa forma asiente y le sigue fuera de ahí, despidiéndose de Peter con la manita.
avatar
Epiphany J. Murray
Becada del St.Mary
Becada del St.Mary

Cantidad de envíos : 250
Fecha de inscripción : 13/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Edward Carnby el Lun Oct 12, 2009 10:26 pm

El ruido de una piedra al golpear contra el suelo es el único sonido que precede en el celljón a estas horas, pasada la medianoche... Y el ar´tifice de tal sonido es él mismo, ataviado con su sudadera negra de manga corta y la chaqueta vaquera sin mangas, e conjunto con unos vaqueros negros y apretados con un cinturón que lleva desabrochado.

Va solo, sin ningún tipo de compañía pese a que le han invutado a irse por ahi, y su expresión es huraña y ciertamente hosca, pero no es nada más que una fachada para ocultar la pérdida de Epiphany, una pérdida que esperaba que fuese por el motivo que ella le dijo y que no le hubiese mentido...

Un bufido, que tira más a suspiro, se escapa de sus labios en lo que entierra las manos en los bolsillos y asesta otra patada a la misma piedra, avanzando con pasos lentos y desganados por el callejón que sirve de atajo a su casa.
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Svetlana 'Lana' Yakovleva el Lun Oct 12, 2009 10:36 pm

No era, para ella, un plato de buen gusto encontrarse en esos mugrientos callejones que conformaban el barrio más inmundo de toda la ciudad. Pero las órdenes son las órdenes y, sabiendo las diversiones que puede obtener cumpliendo con las mismas, ahí está, ataviada con unos pantalones de cuero negro, cazadora del mismo color y material bajo la que lleva un corse también de las mismas características, y unos tacones a juego de aguja tan altos que sorprende que camine al ritmo que lo hace y de forma tan firme.

Y camina, tras haber aparcado en el callejón paralelo, seguida por tres hombres que han designado para que la acompañen por si pasa cualquier cosa, aunque ella lo ve innecesario, totalmente innecesario, o eso cree mientras se pasa una mano por el engominado cabello castaño, distinguiendo finalmente al objetivo al mirar por una esquina, en la que indica a los hombres que se queden antes de girar sola, acercándose silenciosamente de forma que no le será al chico, por ágil que sea, posible advertir su presencia hasta que no escuche el ruído del cañón de la pistola apuntándole por la espalda.

-Muy bien, ahorra, Edward Carrnby, date la vuelta muy, muy, muuuuy despacito -Indica con su grave voz en tono consejero, sin bajar el arma y haciendo con la otra mano un gesto a los tres hombres para que irrumpan en escena- Rrecuerda que si intentas echarr a correr antes de que des trres pasos te habrré volado la tapa de los sesos porr detrrás...
avatar
Svetlana 'Lana' Yakovleva
Residente del Golden Hills
Residente del Golden Hills

Cantidad de envíos : 26
Fecha de inscripción : 07/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Edward Carnby el Lun Oct 12, 2009 10:44 pm

No se percata siquiera de las presencias que tiene en la esquina del callejón que hace segundos ha comenzado a atravesar, sigue golpeando la piedrecita, avanzando y ajeno a todo...

Y justo cuando va a darle la cuarta patada se detiene al escuchar un sonido que reconoce rápidamente, viviendo dónde vive si no sabes distinguir cuando te apuntan estás muerto...

Y él seguía vivito y coleando, aunque esto sí que no se lo esperaba. Y encima no está de humor, así que entierra cualquier rastro de miedo entre grandes cantidades de furstración y, por qué no decirlo rabia.

Se espera encontrarse con cualquier rival, pero la voz de na mujer de acento extraño termina por desencajarle en lo que gira despacio hasta que la encara. No la conoce absolutamente de nada y sabe su nombre, pero instintivamente y muy despacio alza las manos, no está en condiciones de ponerse a dialogar sin darle señales de que no va a hacer nada:

- Si es una broma no tiene ni puta gracia...- Pero al mirarla a los ojos, tan azules y al mismo tiempo distintos a los de él, ahora dis chispas eléctricas e intensas, se da cuenta de que no va en broma, y el cañón del arma ya es suficiente amenazante por sí solo. Evalua en apenas un segundo sus posibilidades...

Y se da cuenta de que son nulas, así que, tenso, confundido y furioso, se está quieto y sin decir nada más.
avatar
Edward Carnby
Estudiante del Siete Encinas
Estudiante del Siete Encinas

Cantidad de envíos : 512
Fecha de inscripción : 17/07/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Svetlana 'Lana' Yakovleva el Lun Oct 12, 2009 10:55 pm

Sus labios, teñidos como siempre por el sensual rojo de un carmín perfecto e inborrable, se curvan en una macabra sonrisa cargada de cinismo en lo que sus ojos grises, fríos como el hielo, sostienen con aires de superioridad la mirada de él, riendo internamente ante lo que cree que es la rabia contenida de un adolescente que utiliza ese sentimiento para ocultar el del miedo. Al menos obedece y alza las manos, cosa que le satisface: no soporta a los chulitos que, sabiendo que tienen las de perder, van de valientes para hacerla perder su valioso tiempo.

-¿Me ves con carra de estarr brromeando, "Eddy"? -Espeta, burlona, soltando una carcajada siniestra- Serrá mejorr que te porrtes bien, no erres el único al que volarremos los sesos sí no obedeces... Conocemos a mucha gente... -Dice misteriosa, como dándole a entender que saben perfectamente quien es, con quien se mueve, quienes le importan, y no dudarán en dañar a estos últimos si no hacen lo que le dicen, o, en este caso, lo que ella dice.

-¡Vamos, a que esperraís sucios gusanos! -Dice a dos de los hombres- ¡Ya sabeis lo que teneis que hacerr, no quierro perrderr más tiempo en esta avenida de pocilgas! -Dos de los tres hombres, obedeciendo, se acercan cada uno desde un lado al chico- Serrá mejorr que no intentes nada, ya sabes, por eso de volarr sesos tuyos y de otrros... -Indica friamente apuntándole aún, en lo que llegan hasta él y le cogen cada uno por un lado, doblándole los brazos en la espalda.

-Ahorra -Le indica al otro sin bajar la pistola, que traga saliva, sosteniendo una especie de tela negra en la mano- ¡YA! -El tercer hombre se acerca al chico mientras los otros dos le sostienen sin importar si intenta zafarse o no, y, cuando llega hasta él, le cubre con el saco negro de tela la cabeza, teniendo tan solo dos minúsculos orificios a la altura de la nariz para respirar- Bien... -Una vez apresado y sin poder vislumbrar nada más, los tres hombres, seguidos por ella que apunta a la espalda del chico constantemente, le llevan al coche negro aparcado en el callejón paralelo, abriendo uno la puerta y lanzándole dentro los otros dos, que suben al asiento trasero con él sujetándole.

Lana sube al siento copiloto, ladeada y apuntando todavía al muchacho, mientras el tercer hombre arranca alejándose de allí.
avatar
Svetlana 'Lana' Yakovleva
Residente del Golden Hills
Residente del Golden Hills

Cantidad de envíos : 26
Fecha de inscripción : 07/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Elyon Shirokawa el Jue Oct 15, 2009 10:49 pm

Genial. Verdaderamente genial.

Se había vuelto a perder. Viva Elyon y su sentido de la orientación supremo. Esto era el karma y lo demás eran tonterías de las gordas.

Bufó y se apartó un mechón castaño de delante suyo para acabar en cualquier lado de su ovalado rostro. Se alzó un dedo, el corazón, que apretó las gafas hacia arriba, para que no se cayeran. Si ya casi lo hacía aunque no se tambalearan. Era una costumbre.

- Cómo voy a salir... ¿cómo salgo? No lo sé... - Iba murmurando nerviosa, cogiendo libros con los brazos. Que si matemáticas, que si química, y alguna revista de física avanzada. Le gustaban las ciencias, en fin. Parpadeó un par de veces, y emepzó a andar entre las calles abandonadas. O aparentemente, pues no habia nadie que se pasara por allí. Daba hasta miedo. Bueno, ella era una miedica.
avatar
Elyon Shirokawa
Estudiante de La Blanca Colina
Estudiante de La Blanca Colina

Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 09/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Friday Harvey el Jue Oct 15, 2009 10:58 pm

Como otras muchas noches le tocaba hacer aquel pesado y horroroso trabajo para algunos de sus compañeros; patrullar. A él poco le importaba pasarse las noches por el Red&Black, allí casi todos le conocían... Más que una patrulla era un pequeño paseo informal, ya que ni lucía el uniforme que debería. Decidió comenzar por los callejones, aquel lugar donde tantas veces se había visto con algún que otro camello o chaval con fines no muy legales, ciertamente. Sus pasos resonaban por el callejón debido a sus fuertes pisadas. Evitaba arrastrar los pies, así no se llevaría toda la mierda de aquel lugar pegada a la suela de los zapatos.

Pasó por al lado de un hombre de no más de 40 años que dormía en el suelo, desprendiendo un fuerte olor a vino... Le rodeó con cuidado y esbozó una mueca de hastío al ver que los callejones no habían cambiado, mayoritariamente seguían apestando.

Escuchó una especie de murmullo un par de metros más allá, distinguiendo con bastante dificultad una figura no muy grande. La verdad es que no le importaba mucho quién fuera ya que él de momento se dedicaba a "pasear", por lo que siguió caminando, en dirección a la figura que murmuraba.
avatar
Friday Harvey
Policía
Policía

Cantidad de envíos : 27
Fecha de inscripción : 01/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Elyon Shirokawa el Jue Oct 15, 2009 11:17 pm

- A ver... - murmuraba ahora aguantádo como podía los libros mientras hacia equilibrismos para poder coger la mochila que tenía en su espalda, blanca con manchas como pintura de color negro y un bonito llavero con la inicial "E" plateada en ella. ¿Por qué no se ha metido el móvil en la chaqueta, como haría un ser humano normal y previsor al saber que volvería de la biblioteca con tantos libros? Fácil, porque a ella le gustaba complicarse la vida. Era el pan de cada dia, vamos.

Un par de niños pasan corriendo atravesando una esquina y cuando la ven, le tiran la lengua, mientras seguía buscando el maldito móvil. E-e-eran los niños que le cogieron los libros aquella vez... malditos críos...

Y de pronto siente un gato maullar por entre unas cajas, por loque deja de buscar ipso facto. Aquello animales le podían, y mucho. Parpadeó un par de veces, dejando unos libros sobre unas cajas en mal estado que antaño debían haber contenido cervezas, y la mochila también. Sólo continuaba en la mano co nel ejemplar de Química que era un buen tochito.

Siguió avanzando recta, hasta las cajas, que era prácticamente en una esquina, por donde colgaba un espejo redondo, roto, pero aun se podía visualizar algo. Y ese algo que se acercaba detrás de ella lo había visto. No había llegado a oir los pasos, pues estaba ocupada en lo su sesión de equilibrismos, pero ahora lo tenía detrás.

Estaba muy nerviosa. Pero mucho. Lsa gafas casi se le caen por el puente de la nariz, y respirando fondo, armándose de un valor que pocas veces saca a relucir, Elyon Edwena Shirokawa, se gira para estamparle el volumen de ciencias en toda la jeta. Pero claro, tengamos en cuenta que no tiene fuerza, señores.
avatar
Elyon Shirokawa
Estudiante de La Blanca Colina
Estudiante de La Blanca Colina

Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 09/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Friday Harvey el Jue Oct 15, 2009 11:29 pm

Un par de críos pasaron corriendo. La verdad es que le extrañaba ver niños en los callejones, aunque ya todo se podía esperar ahí. Sin prestar mucha atención a lo que pasaba unos diez metros más lejos comenzó a buscar su mechero en el bolsillo de su pantalón, sin ningún resultado... ¿Dónde lo habría dejado? ¿En el coche patrulla? Quizás en la oficina, o en casa... La verdad es que poco tiempo tuvo para pensar ya que de repente se encontró con un libro bastante gordo en sus narices. Sacó las manos de los bolsillos y retrocedió, poniéndolas delante de él, con el ceño fruncido y levemente cabreado.

- ¿Se puede saber que... - un par de manoteos y un tirón y se hizo con el objeto defensivo de la... ¿chica? Alzó una ceja y chasqueó la lengua- demonios haces? Neutral -preguntó, echándole un vistazo al libro, que parecía ser de... ¿química? ¿Un libro que química? Alzó la vista y pudo comprobar que su atacante no llegaría ni a la mayoría de edad... Y para colmo no parecía ser precisamente una salvaje indomable con la que tener cuidado. Gruñó y le tendió el libro, levemente molesto por aquel altercado.
avatar
Friday Harvey
Policía
Policía

Cantidad de envíos : 27
Fecha de inscripción : 01/10/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Elyon Shirokawa el Jue Oct 15, 2009 11:37 pm

Permanece con los ojos cerrados cuando estampa el libro, y aprieta los labios, por miedo a mirar al pobre desgraciado que le ha tocado ser víctima de Edwenna. Y más aun tras oir una voz masculina y grave... Ay dios, en que lios te metes, Elyon, eres única.

- Yo-yo, perdón. Sí, vale, perdón. - Añade cada vez con más fuerza en la débil voz que aflora de su garganta. - Pe-pero es que ... - Espera. Recapitula. Tendría que ser ella la que preguntara. - O-oye, ¿tú que haces, acercándote así por la buenas por la espaldas de los demás? Has sido tu ¡me has asustado! ¡Era lo mínimo que podía hacer, ¿no crees?!

Parpadea un par de veces, con el rostro enojado tambiñen claramente, y se lleva las manos a la cintura, que pronto cogeñrian el libro de química. - Gracias... - Acaba murmurando sin mirarle acariciando el libro. Es bastante mayor ese hombre... Además, tenía una cara que no le acababa de gustar... ¿Y si fuera alguien chungo? ¿Y si... y se la carga ahi mismo? - ¿Qué haces tú aquí?

"Ves muchas películas, Elyon"

"Sí, ya lo sé..."
avatar
Elyon Shirokawa
Estudiante de La Blanca Colina
Estudiante de La Blanca Colina

Cantidad de envíos : 21
Fecha de inscripción : 09/09/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Callejones

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 7 de 8. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8  Siguiente

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.